Día Internacional de la Radiología

Copiar link
8Nov

El Día Internacional de la Radiología se celebra con el objetivo de dar a conocer cómo la Radiología contribuye al cuidado de los pacientes. La elección del día 8 de noviembre tiene su justificación en el descubrimiento de los rayos X por Wilhem Conrad Röntgen en 1895, y su conmemoración es una iniciativa conjunta de la European Society of Radiology (ESR), la Radiological Society of North America (RSNA) y el American College of Radiology (ACR), a la que se sumaron posteriormente otras sociedades y organizaciones, entre ellas la española SERAM (Sociedad Española de Radiología Médica)

Para el año 2018, se ha escogido la Imagen Cardíaca como el tema principal del día, para destacar el papel que los profesionales de la Imagen para el Diagnóstico juegan en la detección, diagnóstico y manejo de las enfermedades cardiacas.

En Ebora Formación también conmemoramos el Día de la Radiología junto a nuestros alumnos del ciclo formativo de Grado Superior en Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear.

Y es que estamos convencidos de que cada vez son más necesarios profesionales con capacidades prácticas para obtener imágenes médicas, utilizando equipos de rayos X, de resonancia magnética y de medicina nuclear, colaborar en la realización de ecografías, preparar, manejar y controlar los equipos y posteriormente interpretar y validar los resultados obtenidos siempre bajo supervisión médica.

Por eso, nuestro ciclo formativo de Grado Superior en Técnico en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear está orientado a consolidar profesionales de futuro. Nuestra formación está orientada a aprender las técnicas y el uso de las tecnologías para obtener registros gráficos del cuerpo humano, con fines diagnósticos, participando en la preparación, manipulación y control de los equipos, interpretando y validando resultados técnicos.

En el itinerario formativo se aprende a organizar y gestionar el área de trabajo del técnico, según procedimientos normalizados y aplicando técnicas de almacenamiento y de control de existencias; diferenciar imágenes normales y patológicas a niveles básicos, aplicando criterios anatómicos; verificar el funcionamiento de los equipos y la calidad de las imágenes médicas obtenidas, asegurar la confortabilidad y la seguridad del paciente de acuerdo a los protocolos de la unidad, entre otros objetivos.

El profesional  Técnico en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear puede trabajar  en el sector sanitario público y privado, en unidades de radiodiagnóstico y de medicina nuclear, en centros de investigación y en institutos anatómico-forenses o de medicina legal. También está preparado para trabajar en centros veterinarios y de experimentación animal, y delegaciones comerciales de productos hospitalarios, farmacéuticos y técnicos de aplicaciones en electromedicina.